¿Qué es una enfermera parroquial?

Escrito por: Sue Schmitz, RN, PN, Coordinadora del Ministerio de Salud Parroquial, Agnesian HealthCare

Una enfermera parroquial (también llamada «enfermera de la comunidad de fe») es una enfermera titulada con formación en salud integral de la persona, que trabaja dentro de una comunidad de fe (mezquita, sinagoga, templo, iglesia). Una enfermera parroquial se centra en la promoción de un estilo de vida saludable y de hábitos de prevención de enfermedades para ayudar a personas de todas las edades a estar y mantenerse sanas.

Por ejemplo, las enfermeras parroquiales pueden escribir artículos para el boletín de su iglesia o publicar información sobre la salud en un tablón de anuncios. Pueden visitar a las personas en sus casas para comprobar cómo están después de haber estado en el hospital, revisar las instrucciones de alta y pueden remitir a las personas a un recurso comunitario que sea necesario. Pueden impartir clases en grupos pequeños sobre temas tan básicos como el lavado de manos o tan complejos como las enfermedades del corazón.

La mayoría de las enfermeras parroquiales trabajan de forma voluntaria dentro de su propia comunidad religiosa; algunas trabajan con un comité de salud y otras trabajan por su cuenta. Todas las enfermeras parroquiales trabajan para integrar la fe y la salud con el fin de ayudar a las personas de esa congregación a llevar una vida más sana.

Las enfermeras parroquiales tratan de aumentar la conciencia de la salud y de ayudar a las personas a entender la relación entre el estilo de vida, los hábitos personales, las actitudes, la fe y el bienestar. Promueven la salud y la curación dentro del contexto de los valores, las creencias, las tradiciones y la cultura de una comunidad religiosa.

Las enfermeras parroquiales asisten a un «Curso de Fundamentos» desarrollado por el Instituto Westberg en consulta con la Liga Nacional de Enfermería y el Centro de Acreditación de la Asociación Americana de Enfermeras (ANA). El curso cubre las amplias áreas de la espiritualidad, la profesionalidad, la salud holística y la comunidad con temas que incluyen: cuidados espirituales, oraciones, autocuidado, cuestiones éticas, documentación, salud conductual, promoción de la salud, cuestiones vitales de la violencia, el sufrimiento y el duelo, legalidades, evaluación y coordinación de los cuidados.

En Wisconsin, varias universidades ofrecen cursos de fundamentos varias veces al año, cada uno de los cuales consta de 38 a 40 horas de contacto. Las enfermeras parroquiales también pueden certificarse como expertas en su función a través del Centro de Credenciales de la ANA presentando la documentación requerida de su trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.